Salud de los huesos de la mujer – ¬°Mantenlos fuertes!

A lo largo de su vida sus huesos est√°n en constante crecimiento y cambio, y mientras mantenga una dieta saludable, sus huesos deben mantenerse sanos hasta el d√≠a de su muerte. Por supuesto que los factores hereditarios y la gen√©tica juegan un papel importante, pero una vez m√°s la dieta y el ejercicio pueden ayudar mucho a mantener unos huesos fuertes y saludables. Alrededor de los 30 a√Īos ya no eres capaz de producir tantas c√©lulas √≥seas sanas como cuando eras m√°s joven, as√≠ que empezar de joven con una dieta sana y ejercicio es muy importante.
Las mujeres que hacen ejercicio regularmente y comen alimentos ricos en calcio entran en sus a√Īos de menopausia con mejor masa √≥sea que las mujeres que se sientan mucho y consumen alimentos que lixivian el calcio (incluyendo “leche” de soja, tofu, caf√©, gaseosas, alcohol, productos de harina blanca, carnes procesadas, levadura nutricional y salvado). Pero por muy buenas que sean sus elecciones de estilo de vida, la masa √≥sea suele disminuir durante los a√Īos de la menopausia.
Una vez que llegas a los 35 y 40 a√Īos, es una buena idea hacerse un esc√°ner √≥seo para ver d√≥nde est√°n tus huesos en comparaci√≥n con los huesos sanos. Su m√©dico probablemente le recomendar√° esto, especialmente si se ha hecho an√°lisis de sangre que podr√≠an sugerirle que necesita a√Īadir m√°s calcio a su dieta o si tiene dolores en las articulaciones y “dolores de crecimiento”.
La idea que subyace a las exploraciones óseas es buena: encontrar a las mujeres que corren el riesgo de sufrir fracturas de huesos, alertarlas del peligro y ayudarlas a poner en práctica estrategias preventivas. Sólo hay un problema: los escáneres óseos no encuentran a las mujeres que corren el riesgo de sufrir fracturas, sino a las que tienen una baja densidad ósea.
Si nos centramos en la osteoporosis, la definimos como una enfermedad, y utilizamos medicamentos para contrarrestarla, perdemos de vista el hecho de que la masa √≥sea posmenop√°usica es un mejor indicador del riesgo de c√°ncer de mama que el riesgo de huesos rotos. El veinticinco por ciento de las mujeres posmenop√°usicas con la mayor masa √≥sea tienen de dos y medio a cuatro veces m√°s probabilidades de que se les diagnostique c√°ncer de mama que las que tienen la menor masa √≥sea. Y que las hormonas que mantienen la masa √≥sea tambi√©n afectan negativamente al riesgo de c√°ncer de mama. Las mujeres que toman un reemplazo de estr√≥geno (a menudo administrado para prevenir la osteoporosis), incluso durante tan s√≥lo cinco a√Īos, aumentan su riesgo de c√°ncer de mama en un veinte por ciento; si toman un reemplazo hormonal, el riesgo aumenta en un cuarenta por ciento.
Al centrarnos en la masa √≥sea, perdemos de vista el hecho de que no se ha establecido una fuerte correlaci√≥n entre la densidad √≥sea y la rotura de huesos, seg√ļn Susan Brown, directora del Centro de Intercambio de Informaci√≥n sobre la Osteoporosis, y muchos otros. Perdemos de vista el hecho de que las mujeres que toman fielmente el reemplazo de estr√≥geno u hormonas todav√≠a experimentan cambios en los huesos y sufren fracturas por aplastamiento de la columna vertebral.
La pausa √≥sea pasa y los huesos se reconstruyen por s√≠ mismos, especialmente cuando se apoyan en hierbas nutritivas, que son fuentes excepcionales de minerales para la construcci√≥n de huesos y mejores para prevenir las fracturas √≥seas que los suplementos. Los minerales de las plantas verdes parecen ser ideales para mantener los huesos sanos. El Dr. Campbell, profesor de bioqu√≠mica nutricional de la Universidad de Cornell, ha realizado una amplia investigaci√≥n en la China rural, donde se encontraron las tasas de fractura m√°s bajas conocidas para las mujeres de mediana edad y mayores. Dice: “Cuanto m√°s se acerca la gente a una dieta basada en alimentos vegetales y verduras de hoja, menores son las tasas de muchas enfermedades, incluida la osteoporosis”. Las mujeres que consumen muchas plantas ricas en calcio y hacen ejercicio moderado

construir huesos fuertes y flexibles. Las mujeres que dependen de las hormonas construyen huesos que son masivos, pero rígidos.
Los reg√≠menes de reemplazo hormonal no aumentan la creaci√≥n de c√©lulas √≥seas, sino que retrasan (o suprimen) a los asesinos de c√©lulas √≥seas (osteoclastos). Hay un efecto de rebote; la p√©rdida de hueso salta cuando las hormonas se detienen. Las mujeres que toman hormonas durante cinco a√Īos o m√°s tienen hasta cuatro veces m√°s probabilidades de romperse un hueso en el a√Īo siguiente a su interrupci√≥n que una mujer de la misma edad que nunca tom√≥ hormonas. Las mujeres que construyen mejores huesos con aliados verdes y hacen ejercicio nutren las c√©lulas creadoras de c√©lulas √≥seas (osteoblastos).
Se dice que el reemplazo de hormonas o estr√≥genos, tomado al comienzo de la menopausia y continuado por el resto de la vida, reduce las tasas de fracturas postmenop√°usicas en un 40-60 por ciento. Se ha demostrado que las caminatas frecuentes (ni siquiera necesita sudar) y una dieta alta en aliados verdes ricos en calcio (al menos 1500 mg diarios) reducen las fracturas postmenop√°usicas en un 50 por ciento. La primera es costosa y peligrosa. La segunda, barata y que promueve la salud. Es f√°cil ver por qu√© m√°s del ochenta por ciento de las mujeres estadounidenses simplemente “dicen no” a las hormonas. Nunca es demasiado tarde para construir mejores huesos, y nunca es demasiado pronto. Su mejor seguro para una coronaci√≥n sin fracturas y de huesos fuertes es construir mejores huesos antes de la menopausia. Cuanto m√°s ejercicio y aliados verdes ricos en calcio tenga en sus a√Īos j√≥venes, menos tendr√° que preocuparse a medida que envejezca.
CALCIO
“La osteoporosis es mucho menos com√ļn en los pa√≠ses que consumen menos calcio. Eso es un hecho indiscutible”. -T. C. Campbell, PhD. Bioqu√≠mica Nutricional
El calcio es, sin duda, el mineral m√°s importante de su cuerpo. De hecho, el calcio constituye m√°s de la mitad del contenido total de minerales de su cuerpo. El calcio es crucial para el latido regular de su coraz√≥n, su metabolismo, el funcionamiento de sus m√ļsculos, el flujo de impulsos a lo largo de sus nervios, la regulaci√≥n de sus membranas celulares, la fuerza de sus huesos, la salud de sus dientes y enc√≠as, y sus mecanismos vitales de coagulaci√≥n de la sangre. El calcio es tan importante para su vida que tiene una gl√°ndula (la paratiroides) que no hace m√°s que controlar los niveles de calcio en la sangre y segregar hormonas para garantizar unos niveles √≥ptimos de calcio en todo momento.
Cuando usted consume más calcio del que usa, se encuentra en un balance positivo de calcio: el calcio extra utilizable se almacena en los huesos y usted gana masa ósea (el calcio insoluble o inutilizable puede ser excretado, o almacenado en los tejidos blandos, o depositado en las articulaciones). Cuando se consume menos calcio del que se usa, se está en un balance de calcio negativo: la paratiroides produce una hormona que libera los depósitos de calcio de los huesos, y se pierde masa ósea.
Para asegurar un balance de calcio positivo y crear huesos fuertes y flexibles para su viaje a la menopausia, tenga cuidado de:
Comer tres o m√°s alimentos ricos en calcio diariamente.
Evite los antagonistas del calcio.

Usar alimentos sinérgicos para magnificar la eficacia del calcio.
Evite los suplementos de calcio.
¬ŅQu√© necesitamos para tener huesos fuertes y flexibles?
Como todos los tejidos, los huesos necesitan proteínas. Necesitan minerales (no sólo calcio, sino también potasio, manganeso, magnesio, sílice, hierro, zinc, selenio, boro, fósforo, azufre, cromo y docenas de otros). Y para utilizar esos minerales, las grasas de alta calidad, incluyendo la vitamina D soluble en aceite.
Los √°cidos creados por la digesti√≥n de las prote√≠nas son amortiguados por el calcio. Las dietas tradicionales combinan alimentos ricos en calcio y prote√≠nas (por ejemplo, algas con tofu, tortillas de ma√≠z molido en piedra caliza con frijoles y queso fundido en una hamburguesa). Las hierbas como las algas marinas, la ortiga, la avena, el tr√©bol rojo, el diente de le√≥n y la hoja de consuelda son ricas en prote√≠nas y tambi√©n proporcionan mucho calcio. Alimentos como el tah√≠n, las sardinas, el salm√≥n enlatado, el yogur, el queso, la avena y la leche de cabra nos ofrecen prote√≠nas, cantidades generosas de calcio y las grasas saludables que necesitan nuestros huesos. Si tienes antojo de m√°s prote√≠nas durante la menopausia, sigue ese antojo. PRECAUCI√ďN: La soja no fermentada (por ejemplo, el tofu) es especialmente perjudicial para la salud de los huesos ya que es rica en prote√≠nas, naturalmente deficiente en calcio, y adem√°s es un antagonista del calcio.
Los huesos necesitan muchos minerales, no sólo el calcio, que es frágil e inflexible. (Piense en la tiza, el carbonato de calcio y la facilidad con que se rompe). Evite los suplementos de calcio. Concéntrese en obtener cantidades generosas de calcio de hierbas y alimentos y automáticamente obtendrá la multitud de minerales que necesita para tener huesos flexibles.
Debido a que los minerales son voluminosos, y no se compactan, debemos consumir cantidades generosas para hacer una diferencia en nuestra salud. Tomar hierbas ricas en minerales en forma de cápsulas o tinturas no hará mucho por tus huesos. (Una taza de tintura de ortiga contiene la misma cantidad de calcio Р300 mg Рque una taza de infusión de ortiga. Muchas mujeres beben dos o más tazas de infusión al día; ¡nadie consume una taza de tintura al día!) Tampoco lo hará el comer alimentos crudos. A menudo me encuentro con la idea de que cocinar roba la nutrición de los alimentos. Nada más lejos de la realidad. Cocinar maximiza los minerales disponibles para los huesos. La col rizada cocinada durante una hora proporciona mucho más calcio que la col rizada ligeramente cocida al vapor. Los minerales son similares a las rocas, y para extraerlos, necesitamos calor, tiempo y cantidades generosas de material vegetal.
Las fuentes verdes de calcio son las mejores. Las hierbas nutritivas y las malas hierbas del jardín son mucho más ricas en minerales que las verdes ordinarias, que ya son fuentes excepcionales de nutrientes.
Pero el calcio de las fuentes verdes por s√≠ solo no es suficiente. Necesitamos el calcio de las fuentes blancas tambi√©n. A√Īade un cuarto de yogur a la semana a tu dieta si quieres tener huesos realmente sanos. Debido a que la leche ha sido cambiada por organismos Lactobacilos, su calcio, otros minerales, prote√≠nas y az√ļcares (no lactosa) son m√°s f√°cilmente digeribles. Esto se transfiere, mejorando la absorci√≥n del calcio y los minerales de otros alimentos, tambi√©n. (He conocido a varios veganos que aumentaron su muy baja densidad √≥sea hasta un 6% en un a√Īo comiendo yogur). Los quesos org√°nicos de leche cruda son otra magn√≠fica fuente blanca.

Aunque el chocolate contiene √°cido ox√°lico, los niveles son tan bajos que s√≥lo tienen un efecto insignificante en el metabolismo del calcio. Una onza/3000 mg de chocolate se une a 15-20 mg de calcio; una onza de espinacas cocidas, 100-125 mg de calcio. El chocolate agridulce (oscuro) es una fuente de hierro. Investigaciones recientes han encontrado que el chocolate es muy saludable para el coraz√≥n. Como con cualquier estimulante, no se aconseja su uso diario. El chocolate es un aliado importante y √ļtil para las mujeres. La culpa por comerlo y la creencia de que es perjudicial para la salud interfiere con la capacidad de escuchar y responder a la sabidur√≠a del cuerpo. Si quieres comer chocolate – hazlo; y obt√©n lo mejor. Pero si lo haces todos los d√≠as – come m√°s hierba.
El exceso de f√≥sforo acelera la p√©rdida de hueso y la desmineralizaci√≥n. Los compuestos de f√≥sforo son los segundos despu√©s de la sal como aditivos alimentarios. Se encuentran en bebidas carbonatadas, gaseosas; productos de harina blanca, especialmente si est√°n “enriquecidos” (bagels, galletas, pasteles, donuts, pasta, pan); carnes en conserva (tocino, jam√≥n, salchichas, carne para el almuerzo y perros calientes); cereales para el desayuno en el supermercado; fruta enlatada; productos de patatas procesadas como patatas fritas congeladas y pur√© de patatas instant√°neo; quesos procesados; sopas y pudines instant√°neos.
Para evitar la sobrecarga de fósforo y mejorar la absorción de calcio:
Beba agua de manantial e infusiones de hierbas; evite los refrescos y el agua con gas.
Coma sólo panes, fideos, galletas y galletas saladas integrales.
Compre sólo carnes, quesos y patatas sin conservantes.
Evite comprar alimentos con ingredientes; son altamente procesados.
El exceso de sal filtra el calcio. Las mujeres que consumen 3900 mg de sodio al día excretan un 30 por ciento más de calcio que las que consumen 1600 mg. Las principales fuentes de sodio dietético son los alimentos procesados y enlatados. Las algas marinas son una excelente fuente de sal rica en calcio. La sal marina puede utilizarse libremente ya que contiene trazas de calcio. La sal es crítica para la salud; no la elimine de su dieta.
Aumente la producción de ácido clorhídrico (en su estómago) y aprovechará mejor el calcio que consume. Disminuya el ácido estomacal (con antiácidos, por ejemplo) y recibirá poco beneficio óseo del calcio que ingiera. Algunas formas de acidificar:
Beba jugo de limón en agua con o después de la comida.
Tome 10-25 gotas de tintura de raíz de diente de león en un poco de agua antes de comer.
Use vinagres herbales ricos en calcio en su aderezo para ensaladas; ponga algunos en las verduras cocidas y en los frijoles también.
Antes de tomar cualquier suplemento o medicamento, p√≠dale a su m√©dico terapias alternativas, revise su dieta y aseg√ļrese de que est√° haciendo todo lo posible por una buena salud √≥sea, encuentre un buen especialista en homeopat√≠a y vea qu√© suplementos herbales y naturales puede tomar para ayudar a mantener sus huesos sanos.

Agregar un comentario

Su direcci√≥n de correo no se har√° p√ļblico. Los campos requeridos est√°n marcados *